fbpx

14/12/2021 | Experiencia de Alba B

✨ 𝐀𝐥𝐛𝐚 𝐁 ha descrito así su genial experiencia de la lectura de «𝘌𝘭 𝘱𝘭𝘢𝘤𝘦𝘳 𝘧𝘦𝘮𝘦𝘯𝘪𝘯𝘰 𝘦𝘴 𝘤𝘭𝘪𝘵ó𝘳𝘪𝘤𝘰»:⁣


Hola María Milagros:

No sé por dónde empezar, creo que lo primero de todo es agradecerte por tu grandísimo libro que leyéndolo me ha hecho sentir ancha e infinita, ha sido una experiencia con todas sus letras. Tanto me ha impactado que estoy leyéndolo por segunda vez y dentro de poco volveré a empezarlo, son hojas que una siempre debe tener a su alcance no es como otros libros que una vez leídos se quedan en la estantería hasta dentro de una buena temporada.

1 1 1
Piazza del Popolo. Ravenna (Italia)

Soy una mujer muy joven aún, tengo 20 años recién cumplidos, pero doy gracias a esos signos que tu alma te da, imborrables a pesar de la violencia sufrida, signos que me han hecho llegar hasta donde estoy ahora.

Desde pequeña he crecido y me he alimentado de mi universo propio que tanto han incitado con sus historias y palabras mi madre,mi abuela,mis tías,mis maestras de Primaria y toda la genealogía de mujeres (sean de sangre o no)que me ha rodeado. Muy afortunadamente.

Ya en la adolescencia, perpleja por la felicidad de mi origen e infancia,fui cubriéndome de una tristeza,apatía y más tarde ansiedad que me impedía expandirme con dicha. Sabía que estaba ahí en el fondo pero no salía. Pasé por bastantes psicólogas,psiquiatra,charlas interminables que me reprendían por mi estado,achacándolo a mi “voluntad”,”la mente controla todo”,”pareces masoquista” al final todo lo que sospechaba se veía manoseado y pensaba que efectivamente estaba perdida en respuestas,realmente deseaba morir aunque en el fondo sabía que solo quería desaparecer y despertarme purificada ¿Porque yo que supuestamente lo tenía todo “elegía ser desgraciada”? Siempre le acababa diciendo a mi madre que este mundo no era para mí,ahora estas palabras resuenan mucho y veo un espejo entre mi experiencia y la de Carla Lonzi.

Hace poco,después de más de un año intentando desprenderme de todo lo que me hacía mal y movida por el límite hice definitivamente mi gran quiebre.Borré cada una de mis huellas anteriores:fotos,vídeos,libros a la basura,eliminación masiva de redes y también dejar atrás nefastos recuerdos que me carcomían de hombres violentos en el colegio y mi vida.Le dije adiós a las mujeres vaginales que eran mis “amigas” y tan poco me comprendían,ya que estaban y están más centradas en la escalada al falo universitaria y no tan universitaria.Me he acabando quedando solo con dos interlocutoras magistrales pero como dice Emily Dickinson:pocas son suficientes,suficientes es una. Ahora sé que es la plena relación sin fin,fructífera,con Dama Amor presente en todo momento,entre mujeres clitóricas,que saben cual es su placer y eligen vivirlo porque de lo contrario solo te vas a encontrar con enfermedades del alma. Mágicamente he vuelto a mi autenticidad y me veo CLARA, sin tergiversaciones,resquicios de ideología, el reniego de ser mujer (propio de la economía de la miseria y la tramposa emancipación que un poco si coló en mí) y demás cosas feas y ajenas.

Brotan las ganas de crear:escribiendo textos,relatos,poesías,canciones,inventar melodías y tocar el piano,deseos de fundar con otras que espero que en un futuro logre,viajar por primera vez desde mi libertad femenina recopilando todo lo que vea en diarios…Es un renacer, y tu libro,Duoda,y otras tantas mujeres que saben ver lo que una es y necesita,han tenido mucho que ver.

El capítulo de la Glosa del placer clitórico fue un despertar de los sentidos,me embadurnó una paz y armonía que estaba en trance:la rosa,el espiral,la concha,la perla,las ninfas,el rosario,las místicas,las palabras femeninas y en clave de Emily Dickinson y Sor Juana…pero sobretodo la Inmaculada Concepción,la virginidad y la castidad me tocaron mucho.Yo que tantas veces me habían llevado a ver a la Virgen y siempre sentía un halo de misterio y grandeza en ella,una mujer que me cuidaba cuando me iba a dormir,pero pensaba que era propia de la Iglesia y las religiones y la rechazaba,pobre ignorante.”Concebir cuerpos sin coito y conceptos sin falo” una expresión imposible de dejarte indiferente.

A pesar de que sigo en la universidad(estoy en tercero me queda poco) estudiando Derecho y es una pesadilla fálica,la violencia hermenéutica ya no tiene peso en mí,he desmentido el conocimiento universitario falso y sin madre, tantas separaciones y antinomias del pensamiento,palabras muertas que nunca me dieron el placer de aprender que necesitaba.Espero salir de ahí y hacer algo que me guste porque tengo muchas energías para encauzarlas por mi camino (también si todo va bien me inscribiré en el Máster de Duoda,es algo que ya ansío).
Todo lo que he de saber ha de pasar por mí.

De nuevo muchas gracias por ese infinito e independencia simbólica del libro que nos ha salvado a muchas,y por poner el nombre de una época que estamos aconteciendo “Era de la Perla”, yo también la llamo entrar a la Ciudad de las Damas.

Un gran abrazo.

Alba B

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad